EL BOSQUE

El origen de este acogedor municipio de la Sierra de Cádiz es relativamente reciente.

Los comienzos de El Bosque se enmarcan durante el reinado de los Reyes Católicos, cuando en el año 1490 los regentes donan a D. Rodrigo Ponce de León, duque de Arcos y Señores, entre otras, las villas de Villaluenga, Ubrique, Benaocaz y Grazalema, como recompensa a la lealtad mostrada durante la invasión del Reino de Granada.

Mandaron construir una residencia de descanso y caza, que posteriormente se conocería como el palacio de El Bosque de Benamahoma, ubicado entre el bosque de la Sierra de Albarracín y próximo a la Sierra del Pinar.

Esta localidad tuvo que hacer frente, como el resto de las poblaciones de la provincia a la Guerra de la Independencia hasta que el Rey Fernando VII le confiera en el año 1815 la categoría de villa a la región.

Esta pequeña población de la serranía gaditana, situada en nudo de comunicaciones hacia la sierra y considerada un enclave de gran importancia turística, cuenta en su haber con infinidad de parajes por visitar y por descubrir.

Otros de sus encantos reside en los manantiales de agua y los espesos y frondosos bosques de sus alrededores, en los que se puede practicar la pesca de la trucha.

El municipio cuenta a su vez con un paraje medioambiental de una vegetación incomparable sumida en una de las maravillas naturales con las que cuenta la provincia de Cádiz y que permite realizar diferentes actividades, para los amantes del riesgo y de la naturaleza, como es el caso del senderismo, la práctica del parapente y del ala delta.

.

NATURALEZA

En el entorno natural del municipio del El Bosque, se pueden realizar diversas actividades como el senderismo, con rutas como la de El Bosque – Benamahoma, en un bosque de galería, paralela al río Majaceite, el Camino de los Pescadores o el Sendero de la Pedriza. Para la práctica del Parapente y Ala Delta, el Monte Albarracín tiene una pista de lanzamiento, así como la pesca de la trucha, rutas en bicicleta o la visita del Jardín Botánico.

GASTRONOMIA

En la cocina bosqueja, su plato estrella es la trucha con el jamón. De buena fama son sus chacinas y embutidos provenientes del cerdo, ibérico y blanco, así como sus quesos curados, semicurados y frescos de cabra y oveja.

Para dar cuenta de ella, el municipio cuenta con numerosos Restaurantes donde poder degustar los platos típicos junto con buenos vinos de la tierra.

FIESTAS

Sobre febrero – marzo se festejan los carnavales, de los cuales es famoso su Domingo de Piñata.

En los meses de marzo-abril, se celebra la Semana Santa, de especial belleza dado la gran tradición de los municipios de la Sierra de Cádiz que engalanan sus calles y plazas para ver pasar sus procesiones.

En el mes de junio tiene lugar las Fiestas Patronales de San Antonio, así como la tradicional Romería a los Cañitos.

PATRIMONIO HISTÓRICO

En El Bosque merece una visita la Iglesia Parroquial de Ntra Sra de Guadalupe, de estilo neoclásico. La plaza de Toros, construida en los años sesenta y con cúpula cerrada.
El Ayuntamiento, realizado en el pasado siglo XX para albergar la Casa Consistorial.
La ermita del Calvario (s. XVIII) que se encuentra adosada al cementerio.
Símbolos de su tradicional actividad económica relacionada con la molienda del trigo, tenemos la Fuente del Rodezno y molinos como el Molino de Abajo, del siglo XVIII que se encuentra en perfecto estado de conservación y funcionamiento y hoy día es un museo visitable..

ADEMÁS

La provincia de Cádiz desde el aire.

Parque Natural de Los Alcornocales.